Factual.es ¿qué hace un medio como tú en un sitio como este?

por LSGalan –

Periodismo no se vende, se compra

Resulta francamente agradable ver a alguien que se atreve a nacer contracorriente. Factual.es nació cobrando desde el principio. Que lo tiene muy complicado, es obvio. Para las personas con una rebeldía innata, ver que surge un medio de pago en medio de las inercias que mueven la red, es como mínimo digno de curiosidad. El triunfo de un medio así sería una auténtica noticia para el futuro del periodismo.

Cuando se habla de fenómenos anacrónicos a nuestro tiempo, se olvida muy a menudo, lo anacrónico que es que siga existiendo la publicidad masiva y dominante, la publicidad rociada de modo indiscriminado, constante y cruel. Lo anacrónico de minusvalorar la inteligencia humana y la capacidad de discernir buscar y elegir qué queremos y necesitamos. Google, si nos fijamos, es el triunfo de la anti-publicidad, de que el consumidor proactivamente busca y se le ofrecen resultados acordes con lo que busca, y sólo de modo discreto y minimizado, resultados “patrocinados”.

Que la publicidad masiva desaparezca por completo no es ningún drama. Cuanto más baja el CPM, o como quiera que se llame la dichosa métrica, más cerca, como ciudadanos, estamos de alcanzar mayores márgenes de libertad. La publicidad es una forma de dominación y quien lo niegue, en mi opinión, se engaña a sí mismo. Que los medios vendan su contenido y no a sus lectores, pues vender publicidad es vender a los lectores para los anunciantes, es anunciantes comprando lectores, es una gran noticia. Poco importa que teclear esto sea impopular y que se produzcan choques del interés y la ética que se decanten por lo segundo, sobre todo cuando es factible que esto sea así y la ética se anteponga al puro interés. Así se entenderá mejor otra parte de la rebeldía, y también del análisis: realmente ¿tiene futuro la publicidad? No es este el post, pero parece objeto de debate si al menos la publicidad indiscriminada seguirá existiendo tal y como es ahora. De momento, y con la crisis, las marcas blancas crecen más que las “marcas”. Pero ese no es el objeto de este post en concreto ni significa, ni mucho menos, el fin de las marcas.

El mero hecho de que factual.es nazca sin mensajes mesiánicos en su seno, ya es digno de alabanza y credibilidad. Factual busca, veremos qué resultado obtiene, una relación diferente con el lector, más cercana, si bien lo hace en el discurso más que en la realidad. Personalmente me dirigí a las personas que envían los vídeos de factual sin obtener respuesta. Esto, más les vale mejorarlo, porque si no, realmente no se ve qué ofrecen de diferencial. Seguro que mucha gente está, en cualquier caso, dispuesta a contribuir a  la libertad de expresión de un grupo de periodistas.

¿qué sensaciones produce factual?

  1. Tras probarlo con cuenta de abonado, lo primero que destaca es una sensación interna, subjetiva e infundada de que al sostener el medio con una suscripción, pueden ser más honestos y sinceros. Una sensación de que, efectivamente, pueden decirme la verdad si realmente caen euros suficientes al pasar el cepillo.  Es decir, un crédito, se les otorga crédito cuando a los medios en abierto se les otorga directamente la sospecha. Eso es un gran punto a favor.
  2. La limpieza de ver el site sin publicidad, sin mega, sin roba, desde luego es un descanso visual, aunque es cierto que con el ad-blocker de firefox podemos estar casi en las mismas viendo medios en abierto. No descubrimos nada ahora si decimos que también podemos ver cualquier medio en abierto sin publicidad.
  3. La originalidad de ver el periódico en horizontal, en vez de en vertical, parece un gran avance, y además lo hará fácilmente transportable a dispositivos móviles. Se ve de derecha a izquierda o de izquierda a derecha, se entra en noticias y se vuelve a la navegación lateral, buena idea.
  4. Por último, vería la escasez como ventaja. Como ha nacido hoy, tiene poco contenido. Si a esto son capaces de sumar la ventaja de la calidad, creo que su fórmula puede dar juego. Si algo busco con una suscripción es que me limpien de ruido el horizonte. Prefiero poco contenido y bueno y de actualidad. Y tengo poco tiempo, si me abono es porque valoro mucho mi tiempo y quiero, por calidad, ganar tiempo.
  5. La apuesta por el modelo de negocio cerrado, hecha sin complejos, sin esconderse y sin medias tintas es otro rasgo que debemos destacar en este lanzamiento.

Es incierto el futuro de factual.es, pero su apuesta parece la más honesta de las que se ven en el mercado. Lo tiene tremendamente complicado y difícil, pero ahí están, cobrando, sin un nombre, y en plena crisis económica y de los medios. Veremos si acaban en el olvido o como caso práctico en las escuelas de negocio.

Suerte, factual!

Factual

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *