Oportunidad para medios online de apoyar a emprendedores

por LSGalan –

Muchas veces, la mayoría, se piensan cosas y ya las está haciendo alguien. Últimamente he experimentado esa sensación cuando pensé si existiría una buena herramienta para gestionar mi tiempo y vi myhours.com, cuando pensé que alguien podría hacer traducciones gratuitas para asociaciones sin ánimo de lucro y encontré a Mondo Agit, cuando pensé si alguien podría enseñarme por fin a escribir de manera sistematizada los caracteres chinos y descubrí Skritter, y, cuando discutía la posibilidad de un site que ponga negro sobre blanco la labor de los políticos, aumente la transparencia y abra la vía a las listas abiertas y a la mejora de la democracia, y descubro la iniciativa de voota.

Incluso, sin buscarlo, ves que se desarrollan iniciativas como masquemedicos, que podría ayudar al funcionamiento del mercado de prestación de servicios sanitarios (por más peros que podamos poner al cómo se está llevando a cabo), o pidecita.com, que podría hacer más eficientes mercados donde es preciso concertar una cita.

Se trata de cosas que hacen la vida mejor y/o más fácil. Gestionar mi tiempo,   aprender, seleccionar un médico, concertar una cita o una mejor democracia. Sencillamente, elementos que a diferentes niveles mejoran el nivel de vida en la esfera más privada, pero también en la esfera pública. Allá donde haya una necesidad que se pueda mejorar con herramientas factibles de ser creadas, hay una oportunidad. Existen herramientas de lo más variopinto para diferentes objetivos personales o sociales, para comunicarse con amigos, para adelgazar, para jugar al ajedrez, etc.

En realidad, los medios en la red, los periódicos online, parecen haberse centrado en su faceta de dispensadores de noticias, habiendo hecho pasar a un segundo plano las facetas de: integrador en la vida lúdica, pues casi ninguno ha tenido éxito online en su gestión de carteleras, ocio, restaurantes; de contacto oferta-demanda, pues los clasificados han acabado en otros sitios; de compañía de ocio, pues esa pequeña sección de ajedrez inerte no ha cobrado vida en Internet; e incluso, de agente de control del poder político.

No resulta extraño que, con la dispersión de la red y la igualación que produce, las iniciativas surjan de cualquier persona con un mínimo de disciplina, capacidad y ganas de llevarlas hacia adelante. Esto es así, y es como debe ser, hay que alegrarse por ello y desear suerte a todos los que se están lanzando a emprender. Lo que habría que preguntarse es qué papel debería tener ante todas estas iniciativas un medio establecido y con capacidad de prescripción. Seguramente, el papel no está ya en ser el iniciador ni el first mover, pero sí, desde luego, en ser capaz de identificar las iniciativas y ser rápido sumándose y apoyándolas. Y para ello, hace falta por un lado adoptar un enfoque humilde, reconocer que otros están haciendo las cosas antes y mejor, y ser consciente, al mismo tiempo, del inmenso potencial que se está gestionando para encontrar acuerdos mutuamente beneficiosos, y por otro, tener un producto muy flexible capaz de integrarse con otros a todos los niveles: de contenidos, operativo, comercial, legal, etc.

Sin infravalorar los recursos que se tienen, valorarlos en su justa medida y ponerlos al servicio del desarrollo de pequeñas cosas que mejoren la vida de la gente. Si quien esto teclea y escribe puede ayudar en alguna medida a que se escuchen ideas y proyectos, para eso estamos. Si tal vez esto no se ha venido haciendo con fluidez, debería cambiar tal tendencia, pues, no es una opción, no se puede elegir cerrar los ojos. Cada oportunidad razonable de aportar los recursos que se tienen en proyectos que se juzguen merecedores de tal apoyo que no se desarrolle, es un tren que pasa.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *